El G20 respaldó el pedido de Argentina por los sobrecargos al FMI

El G20 respaldó hoy la revisión de sobrecargos que le pide la Argentina al FMI y manifestó la necesidad de que una parte de la nueva asignación de Derechos Especiales de Giro sea redirigida a países de ingresos medios y bajos.

Los ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G20 solicitaron que el FMI revise su política de sobrecargos, en apoyo al reclamo que viene proponiendo la Argentina.

Además, se le solicitó al FMI establecer un nuevo Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad para financiar a largo plazo a los países de ingresos medios y bajos.

En línea con lo que viene solicitando la Argentina, este financiamiento permitiría reducir riesgos futuros para la estabilidad de la balanza de pagos, incluidos aquellos derivados de las pandemias y el cambio climático.

“Agradecemos al FMI su actualización sobre la política de sobrecargos y esperamos con interés seguir debatiendo en el directorio ejecutivo del FMI en contexto de la revisión interina de los saldos precautorios”, indicó un comunicado del G20.

Celebró, además, la asignación general de DEG implementada por el FMI el 23 de agosto de 2021, que puso a disposición el equivalente a 650.000 millones de dólares en reservas adicionales a nivel mundial.

“Apreciamos los recientes progresos realizados por el FMI para ofrecer opciones viables a los miembros con fuertes posiciones externas para canalizar voluntariamente una parte de sus DEG asignados, de acuerdo con las leyes y regulaciones nacionales, para ayudar a los países vulnerables”, indicó el G20.

Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad

Además, solicitó al FMI establecer un nuevo “Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad para proporcionar financiación asequible a largo plazo para ayudar a los países de bajos ingresos, a los pequeños Estados en desarrollo y a los países vulnerables de ingresos medios a reducir riesgos futuros para la estabilidad de la balanza de pagos, incluidos aquellos derivados de las pandemias y el cambio climático”.

Sobre las deudas soberanas, el G20 le dio la bienvenida a los “progresos realizados en el marco de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda del G20, que también ha sido acordada por el Club de París”.

“Todos los acreedores bilaterales oficiales deberían aplicar esta iniciativa de forma completa y transparente”, indicó.