Jeanine Áñez, fue detenida por el “golpe de Estado” contra Evo Morales

El ministro de Gobierno, Eduardo Castillo, confirmó la detención de la ex presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, como parte del caso “golpe de Estado”, el que se investiga el origen de la violencia surgida tras las presidenciales de 2019, en las que el expresidente Evo Morales fue acusado por la oposición de fraude electoral.

“Denuncio ante Bolivia y el mundo, que en un acto de abuso y persecución política el gobierno del MAS me ha mandado arrestar. Me acusa de haber participado en un golpe de estado que nunca ocurrió. Mis oraciones por Bolivia y por todos los bolivianos”, ha publicado Áñez en su perfil de Twitter minutos después de que el ministro anunciase su arresto a través de la misma red social.

Áñez ha sido aprehendida en la madrugada de este sábado después de que se emitiese una orden de detención que llevó a la Policía a rodear su domicilio durante este viernes y después registrarlo, si bien no la encontró en la vivienda. Por el momento, no ha trascendido más información sobre el arresto, informó El Deber.

Minutos antes de ser detenida Minutos antes de ser detenida

La que fuese presidenta interina de Bolivia está acusada por los delitos de sedición, terrorismo y conspiración.

“La persecución política ha comenzado. El Movimiento al Socialismo (MAS) ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una pena porque Bolivia no necesita dictadores, necesita libertad y soluciones”, denunció Áñez después de conocer que la Fiscalía había dictado una orden para su detención.

El ministro de Justicia, Iván Lima Magne, señaló que la denuncia que abrió la investigación que ha provocado la detención, “se ha presentado contra la exsenadora Jeanine Áñez, no contra la expresidenta”, por lo que “no está protegida por un juicio de responsabilidades”.