Graves denuncias contra un abogado y empresario proveedor

Fuentes tribunalicias informan que la ex esposa del abogado Francisco Bonacina (alias Pancho) interpuso dos graves denuncias penales en contra del letrado al que acusa de “incumplimiento de la cuota alimentaria de sus hijos menores de edad” y “violencia de género”.

Según se pudo indagar, Bonacina es hijo del fallecido ex intendente Mario Bonacina, y estaba casado con la denunciante, con quien tiene 2 hijos menores de edad.
La denuncia debería transcurrir en los ámbitos privados de la justicia, salvo por la situación particular de tratarse Bonacina de un empresario proveedor del estado provincial, quien debería tener su situación legal en orden para operar.

La denuncia penal más reciente contra Bonacina es por “Incumplimiento de los deberes de asistencia familiar”. En la misma se relata un sin fin de situaciones de incumplimientos de sus obligaciones como padre de los menores, con una cuota inicial de 5 mil pesos durante la tramitación del divorcio, que no se cumplió en tiempo y forma lo que motivó una demanda en el Juzgado de Familia de Tercera Nominación, cuya jueza determinó el pago de una cuota alimentaria provisoria de 10 mil pesos.

La denuncia relata que desde aquel fallo de la jueza de Familia de Tercera Nominación, Bonacina jamás cumplió con la cuota provisoria, depositando montos irrisorios y antojadizos, indiscutiblemente insuficientes para cubrir las necesidades básicas de sus hijos

Vale recalcar que el denunciado no sería un sufrido abogado de pasillo, sino un próspero proveedor del Estado provincial, y por eso posee una camioneta alemana a nombre de un tercero y alquila un lujoso departamento en pleno centro.
En sus requerimientos, la denunciante le solicitó al fiscal interviniente que el Banco Santiago del Estero S.A. sucursal Tribunales informe depósitos efectuados por Bonacina desde agosto 2018 a agosto 2020 en la cuenta judicial de alimentos. Asimismo al Servicio Social Tribunalicio para que produzca informe socio ambiental en el domicilio del denunciado para que se revele su elevado nivel de vida. Además a un banco privado, para que remita resúmenes cuenta de tarjeta de crédito. También al Registro de la Propiedad Automotor para que remita informe de titularidad y autorizados del rodado en el que se conduce. Y finalmente al B.C.R.A. para que informe sobre operaciones y servicios financieros (tarjetas de crédito, préstamos, inversiones), cuentas y cajas de seguridad abiertas y cerradas por el denunciado. Todo para acreditar la solvencia del alimentante Bonacina y develar que su incumplimiento es injustificado y malicioso.

La otra denuncia
También se pudo saber que obra en contra de Bonacina una denuncia ante la Jueza de Género Dra. Laportilla, por “violencia de género”, en la que se relata los pormenores de su matrimonio, y las “maniobras ardidosas” del abogado para eludir la división de bienes gananciales, tanto de propiedades como de una empresa denominada Frada Estructuras, que tiene alquiler de vehículos en organismos del Estado, y además realiza obras para el Estado.

En esa denuncia se describe la “simulación” que realizó Bonacina para “ceder gratuitamente” acciones y derechos de la empresa a favor de su propia madre de apellido Zavalia y un chofer de apellido Ibarra, que es el único empleado en blanco de la empresa. Ambos, según el relato, no tienen la capacidad económica para ser los “dueños” de la empresa que factura millones al estado.
También indica que Bonacina, para “insolventarse y evadir la división de bienes gananciales” vendió la empresa a una conocida contadora dueña de una empresa establecida ya en el rubro hace muchos años, y que explota además una ferretería.
En ese marco, a Bonacina le dictaron sucesivas medidas de “prohibición de acercamiento” respecto de su ex esposa atento su perfil violento y sus conductas y manifestaciones amenazantes contra aquella.