Manual de las operaciones de prensa: Cómo se armó el «dólar terrorista» para desgastar al gobierno

El jueves pasado, el Banco Central habilitó el acceso al mercado de cambios para el pago de insumos críticos e importaciones que no superen el millón de dólares, una medida largamente reclamada por sectores empresarios. Pero algunos medios presentaron la medida como la apertura de un “Dólar Terrorista” o un “Dólar Desaparecido”.

El milagro se produjo porque, al final del comunicado, se agregaba un corto artículo que autorizaba a los beneficiados por reparaciones a la violación de derechos humanos durante la dictadura a comprar divisas al precio oficial para girarlas a sus lugares de residencia en el extranjero, sin pagar el impuesto del 30 por ciento.
Una lectura atenta de la Comunicación “A” 7052, agregaría el detalle de que la compra autorizada es sólo para residentes inscriptos en el exterior, exclusivamente por el monto de la reparación y que la medida no es retroactiva, por lo que solo podrían efectivizarla los poquísimos casos que todavía estén pendientes de cobro. Si a esa lectura se hubiese agregado una consulta con el Banco Central, también se incorporaría al análisis que esa operatoria también rige para todos los jubilados con residencia en el exterior y que estaba en vigencia hasta fines de 2015, cuando la apertura del mercado de cambios la volvió irrelevante hasta que el propio macrismo repuso los controles de cambio.

Nada de esto tuvo en cuenta la periodista Guadalupe Vázquez, que inició la “campaña antiterrorista” con un hilo de tuits completamente alejados de la realidad.

“Mientras estábamos todos distraídos con el anuncio del presidente q “te cuida”, te la metieron por atrás. Perdón q sea tan gráfica, pero no hay otra forma de decirlo. No te podés distraer un segundo porque te enpoman. Para eso son muy EFICIENTES! Se viene un ES CÁN DA LO!”
“A partir de hoy, hijos y nietos de desaparecidos q hayan sido indemnizados por el Estado, pueden transferir dólares sin límite a una cuenta en el exterior, (o “FUGAR”) al tipo de cambio OFICIAL. O sea, sin pagar el 30% más q tenés q pagar vos porque sos “solidario”. (O un gil)…”

“Te la vendieron como una ‘resolución para mejorar el acceso al dólar oficial para importadores’ y te colaron el articulito q les permite ‘fugar’ (en la jerga K) dólares al exterior a un t/c preferencial a muchos militantes y funcionarios K con pasado de violencia institucional. Y a vos, que estás tratando de cambiar la compu para trabajar, si es que todavía no te fundiste…te sacuden con un dólar a casi el doble…”

Después le agradecía al economista Manuel Adorni, “que fue quien me alertó”.

Guadalupe Vázquez no es cualquier periodista. Junto con Adorni trabaja en Radio Rivadavia con Eduardo Feinmann. También comparte pantalla en el canal de La Nación con Luis Majul y Sergio Berensztein, con quien tiene un programa todos los domingos. Además, es presentadora en Canal 9.

Manuel Adorni tampoco es cualquier economista. Forma parte de la ínfima secta de “libertarios” que encabezados por Javier Milei y Miguel Boggiano, en el último tiempo invadieron micrófonos y pantallas con propuestas ultraliberales que ningún economista serio, ni siquiera los más conspicuos neoliberales, se atreve a plantear. Sin respaldo de los principales empresarios, que se ríen de sus planteos más que de sus histriónicas puestas en escena, son utilizados por los medios para atacar sin límites al Gobierno en todos los temas, hasta en relación con el manejo de la pandemia. Cumplido su rol, serán desechados, como siempre lo fueron.

Como señaló Vázquez, Adorni trabaja con Feinmann en Rivadavia y también lo acompaña seguido en su programa por A24, donde no se privaron de tocar el tema, tal como lo recordó el economista Matías Tombolini, actual vicepresidente del Banco Nación, para demoler punto por punto la absurda argumentación (aunque el hilo es largo, vale la pena leerlo ).

A medida que el escandalete crecía, se sumaron todo tipo de operadores opositores como Marcelo Bonelli, el ex ministro Esteban Bullrich o el fiscal Ricardo Sáenz, con el único propósito de herir la imagen pública oficial uniéndola a las expresiones «terroristas» y «fugadores», en línea con todas las campañas de desgaste en desarrollo.
Leer más Siete falacias económicas en 100 días de cuarentena | Mensajes tóxicos que confunden, sentencias que no se verifican y frías cifras que desmienten proyecciones alarmistas

El revuelo en redes sociales llegó a las páginas de Clarín, que tituló “Familiares de desaparecidos podrán compra dólar al tipo de cambio oficial”. Sin embargo, los pocos que se tomaron el trabajo de leer toda la nota, habrán descubierto con sorpresa que la noticia no existía, ya que aparecen en ella las aclaraciones del Banco Central, incluido un tuit del Vicepresidente segundo, Jorge Carrera, que no deja lugar a dudas. Tanto que, después de reproducirlo, el redactor cierra el artículo asegurando que “así pareció quedar saldada la discusión”.

Otra periodista que dio “por saldada la discusión” fue Liliana Franco, que primero se sumó a los escandalizados y después, cuando se conocieron las explicaciones, tuiteó su mea culpa.

Cuando se sumó a la discusión el sitio Chequeado, que calificó a la información como «engañosa» a pesar de que la lectura de su minuciosa nota deja claro que es falsa , Vázquez les respondió que “’No es correcta la explicación oficial’. Y no brindó más precisiones».

Después intentó desarrollar su posición otra vez en twitter, donde fue nuevamente demolida con altura por Guillermo González Moreno, Director Delegado de la Dirección Provincial de Personal del Ministerio de Desarrollo de la Comunidad de Buenos Aires (también vale la pena leer su largo hilo ).

Lo único que atinó a responder Vázquez fue: «Googleá mansplanning «. Y el cierre de González Moreno también fue breve: «Muy lejos de eso. mi contestación fue estrictamente jurídica… son las reglas del juego, cuando Twitteas te pueden contestar…