La «interna» del PRO se metió en medio de la pandemia

En medio de la polémica por el recorte de los sueldos políticos , Elisa Carrió y los integrantes de la CC difundieron anoche un mensaje en el que fijaron la postura del partido frente a la crisis sanitaria por el coronavirus y mostraron su enojo con un sector de Pro por los cacerolazos que se escucharon en la Capital durante las últimas 48 horas. En la coalición opositora hay diferencias internas sobre la propuesta para ajustar el gasto político.

La fuerza de Carrió salió a respaldar al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , quien encabeza las medidas para frenar el avance del virus en la Ciudad, y remarcó que ante la emergencia sanitaria «no hay lugar para oportunistas» políticos.
La CC-ARI pidió «acompañar de manera solidaria, colectiva y sin personalismos». «Pretender sacar ventajas personales a costa de uno de los distritos que nos toca gobernar [por la Capital] es inmoral y éticamente reprochable», enfatizó.

En el espacio de Carrió generó malestar que un sector de Pro haya fogoneado a través de las redes sociales o Whatsapp los cacerolazos que hubo en los distintos barrios de la Capital para que los políticos se reduzcan los sueldos como gesto ante la crisis. «Nos pareció irresponsable», dijo un integrante del partido.

En la CC hay quienes apuntan contra la presidenta de Pro, Patricia Bullrich , y algunos diputados macristas, como Waldo Wolff . Creen que ese grupo buscó obtener «rédito político» en plena crisis sanitaria por la pandemia. Además, consideran que fomentar enojos contra la política en una emergencia es «peligroso».

«Si nos bajamos los sueldos es un gesto a la sociedad, no para que lo quiera capitalizar Patricia», comentaron en la CC. Si alguien saca rédito de la situación en la Ciudad, ese debe ser Larreta, evalúan. «No le podés hacer este lío a Horacio en su distrito en este momento», remarcó otro alfil del espacio.

En su comunicado, la fuerza de Carrió planteó que «son tiempos de prudencia y no hay lugar para oportunistas». «La pandemia y el estado de emergencia no debe suspender la República y el Estado de Derecho», concluyó. El mensaje fue replicado por todos los referentes de la CC en sus redes sociales.
Interna por el recorte

La propuesta de recortar los sueldos de los legisladores generó fuertes cruces en el interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados. Durante el debate interno, la CC se mostró en desacuerdo con la iniciativa impulsada por un sector de la UCR y el Pro . Creen que la política también debe hacer «un esfuerzo», pero pretenden que haya «una discusión más profunda». «No podés ahora atacar al contrapeso institucional», afirmó una espada del espacio. Por un lado, en la CC sostienen que los legisladores del partido no tienen ingresos provenientes de una actividad privada y necesitan el sueldo de diputado. Además, resaltan que la contribución también debería salir de partidos, como el Pro, que se financian con aportes empresarios.

Con el ruido de los primeros cacerolazos, el radical Mario Negri se apresuró a difundir una carta del interbloque dirigida a Alberto Fernández con una propuesta de ajuste político. Bullrich también impulsó el pedido en sus redes.

En la CC se sorprendieron con esa maniobra porque entendían que no habían logrado un consenso interno sobre el tema. En paralelo, los «lilitos» abandonaron el grupo de Whatsapp de los legisladores de Juntos por el Cambio. «La relación con Negri y Ritondo es excelente. Es mejor coordinar los temas entre los tres presidentes», dijo Maximiliano Ferraro, jefe de la bancada de la CC.
Si bien el gobierno de Fernández aclaró que no tiene en agenda el reclamo por los sueldos de los políticos -sospechan de una maniobra opositora-, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dejó trascender que planea reducir un 40% las dietas de los legisladores.

Por su parte, Larreta decidió esperar a que el Presidente fije su postura.