El impuesto al dólar apenas sumó un 0,6% a la recaudación en su primer mes de aplicación

En su primer mes de aplicación, el llamado impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS) que grava con un 30% la compra de divisas o bienes y servicios en moneda extranjera, tuvo un pobre desempeño fiscal.

Según los últimos datos de AFIP, en enero los ingresos por esta vía totalizaron $3.181,1 millones, es decir, un 0,6% del total de la recaudación que llegó a $527.284,5 millones.

Como agravante, la recaudación de este mes reportó un mal resultado a raíz del adelantamiento de exportaciones de fin de 2019. Por lo tanto, con un mes de mayor dinamismo en los ingresos, el porcentaje del impuesto PAIS sobre el total hubiese sido bastante inferior.

Si bien la propia titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, destacó en su último reportaje con La Nación que el objetivo central de la medida es «el ahorro de divisas» al tener un efecto disuasivo en la compra de dólares, también reconoció que los objetivos secundarios son «la contracara fiscal y el efecto reactivante que vemos en el turismo interno».

Al mismo tiempo, en dicha entrevista Marcó del Pont se anticipó al complicado informe recaudatorio de enero y sostuvo que «en términos fiscales es temprano para conocer el efecto».

En este caso, la mayoría de los economistas coincide con la funcionaria por los problemas de implementación que se registraron en el primer mes y el fuerte adelantamiento compras de divisas y pasajes aéreos, que marcaron un récord en diciembre previo a la sanción de la ley de emergencia económica.

«Este primer dato está viciado por problemas de implementación. Este tipo de impuestos siempre son complicados cuando arrancan. Además, mucha gente puedo haber optado por usar dólar billete por el adelanto de operaciones. Por lo tanto, no tomaría este dato como representativo de todo lo que se pueda recaudar con este impuesto», indicó a este medio el economista de C&T Asesores, Camilo Tiscornia.

Otro de los problemas que impide interpretar el resultado fiscal de enero con rigurosidad fue el reacomodamiento de las diferentes variables del dólar paralelo, que fueron moviéndose a medida que se aplicaba el gravamen del 30% y también sufrieron los coletazos de la incertidumbre por la situación de la deuda en la provincia de Buenos Aires.

«Durante la mayor parte del tiempo que estuvo vigente este impuesto, excepto las dos últimas semanas, la brecha del contado con liqui y del blue respecto al dólar oficial estuvo por encima, entonces la gente prefería sortear el impuesto comprando mediante alguno de estos dos mecanismos», explicó a LPO Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Eco Go.

«Hacia adelante, con la brecha en estos niveles posiblemente el impuesto PAIS te puede ayudar a recaudar entre el 0,3% y 0,4% del PIB, siempre y cuando la brecha se mantenga por debajo del oficial», agregó.

Por su parte, desde ACM Consultora tienen cálculos más optimistas y proyectan que los ingresos por este rubro pueden llegar del 0,7% al 0,9% del PBI. «Claramente no resuelve el problema de fondo que es el déficit fiscal, pero es una herramienta más», subrayó el economista de dicha firma, Juan Pablo Iorio.