Suma problemas el ex juez Miguel Moreno

En una extensa y discutida audiencia, la Fiscalía solicitó la prisión preventiva para el ex juez Miguel Moreno, acusado del supuesto delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, “prevaricato” y “encubrimiento agravado”.

El ex magistrado, ejerciendo su defensa junto a su hija, Florencia Moreno, rechazaron los argumentos de las representantes del Ministerio Público y la querella. La jueza de Control y Garantías decidió diferir la resolución.

La batalla comenzó ayer pasadas las 9 en el Palacio de Tribunales. La fiscal, Dra. Gabriela Gauna, la Dra. Luciana Jacobo, miembro del equipo fiscal de la Dra. Aída Farrán Serlé, expusieron ante la jueza de Control y Garantías, el pedido de prisión preventiva en contra del Dr. Moreno, detenido el 3 de diciembre último.

Las representantes del Ministerio Público hicieron hincapié en cada uno de los delitos que se le endilgan al ex juez del Crimen, principalmente el supuesto “incumplimiento de los deberes de funcionario público” y “encubrimiento agravado”, al intervenir en los primeros momentos en la causa por la muerte de Marito Salto, etapa trascendental para la investigación.

Al pedido adhirió la Dra. Pamela Gadán, querellante en este proceso, así como también en la investigación por el crimen del niño de 11 años de Quimilí en junio del 2016.

La Fiscalía y la querella sostienen que Moreno no actuó como debía hacerlo, ante un caso que así lo demandaba. Afirmaron que tras ser informado de la desaparición del pequeño el 31 de mayo, no ordenó el cierre de rutas ni el inmediato arribo de efectivos del GER a Quimilí para rastrillar la represa.

Deslizaron supuestos manejos inadecuados en forma conjunta con el ex jefe de la Comisaría de Quimilí; la presunta cercanía con Miguel Ángel “Terrible” Jiménez, el cual habría estado presente en muchos de los procedimientos concretados por aquel entonces y casi dos años después terminó siendo detenido y acusado de ser el autor intelectual del horrendo crimen de Marito.

El Dr. Miguel Ángel Moreno ejerció su propia defensa en forma conjunta con la Dra. Florencia Moreno, su hija.

El ex juez del Crimen de 4ª Nominación, que estuvo a cargo los primeros meses de la investigación del asesinato de Marito, rechazó las acusaciones.

Aseguró que él sí dictó las medidas que correspondían en ese momento. Sostuvo que los delitos que le imputan prescribieron, puesto que él dejó de ser juez en agosto del 2016.

Indicó que los cargos en su contra son excarcelables. y que lleva 45 días privado de su libertad.

La Fiscalía insistió en que la investigación que pasó a manos de la Fiscalía a cargo de la Dra. Farrán Serlé en diciembre del 2018, se encuentra en pleno desarrollo y restan producir valiosos testimonios y evidencias, por lo que consideraba la existencia de peligros procesales, principalmente el de posible entorpecimiento de la investigación.

Moreno y su hija se opusieron a ello, asegurando que no existía riesgo procesal alguno.

Después de un extenso debate, pasado el mediodía, la jueza de Control y Garantías, Dra. Sara Harón, resolvió diferir la resolución y en consecuencia dará a conocer su decisión la próxima semana.