Sin consultar al Gobierno, la UIF extendió las sanciones a Hezbollah

La Unidad de Información Financiera prorrogó por seis meses el congelamiento de activos que había estipulado el pasado 18 de julio de 2019, extendiendo las sanciones a “la organización terrorista Hezbollah, sus líderes, y entidades específicas del ala militar que integran la misma”, según informó el organismo a través de un comunicado de prensa.

La UIF continuará hasta fin de mes conducida por Mariano Federici, el funcionario que fue designado por Mauricio Macri, quien tomó esta decisión “en el marco de las competencias conferidas por la ley 26.734 y el decreto 918/12”, que estipula que se trata de un organismo autónomo y autárquico, tal como explicitó en la comunicación oficial. Es decir, aclaró que no necesita consultar a las autoridades políticas.

Sin embargo, la decisión sorprendió al Gobierno. En otras oportunidades se había manifestado contrario a continuar con la política de crear el registro de organizaciones terroristas, tal como lo expresó el propio Alberto Fernández en un diálogo privado que tuvo con la embajadora israelí Galit Ronen el pasado mes de noviembre, por lo menos en relación al decreto que había firmado Macri y que llevó a la UIF a incluir específicamente a Hezbollah. Esta iniciativa “despertó mucha preocupación en la diplomacia de Jerusalén”, según consignó por esos días Infobae.

“No nos consultaron y funcionalmente no tienen por qué hacerlo, pero creo que deberían haberlo hecho», expresó hoy un funcionario de la Cancillería. Mañana, el Presidente viajará a Jerusalén a participar del homenaje a las víctimas del Holocausto, cuando se cumplirán los 75 años de la liberación de Auschwitz, por lo que es más que probable que nadie en Casa Rosada exprese su sentimiento contrario a la decisión que tomó hoy Federici.