Realizaron inspección ocular en el departamento de Alperovich en Puerto Madero

Este miércoles la Justicia realizaró una inspección ocular al departamento de José Alperovich, uno de los lugares en donde habría abusado de su sobrina segunda, que el pasado noviembre lo denunció por violación, tanto en la Tucumán como en Buenos Aires.

La denunciante participó de la medida llevada a cabo en la vivienda ubicada en Puerto Madero, en Capital Federal. Según señalaron desde el equipo de acompañamiento, la joven reconoció el lugar y contó los hechos que sucedieron en la propiedad del exgobernador.

Además, estuvieron presentes el abogado defensor Ricardo Santoro, la defensa de Alperovich, comandada por Mariano Cúneo Libarona, el fiscal Santiago Vismara y Natalia Martinez, de Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM).

También participaron miembros de Prefectura que tomaron fotos y registraron acciones realizadas durante la medida.

«Ella colaboró en todo momento con la realización de la medida, identificado todos los lugares, que según el fiscal coincidían con su declaración. Se encuentra bien, expresó tranquilidad al ver que la causa avanza y con expectativas del desarrollo judicial posterior», explicaron desde el entorno que acompaña y asesora a la denunciante.

La decisión de realizar una inspección ocular fue tomada a fines de diciembre por el juez porteño Osvaldo Rappa, como primeros pasos de la investigación luego de que la Cámara Nacional de Apelaciones diera su fallo sobre la competencia de la causa por presunto abuso sexual con acceso carnal, tras los pedido de incompetencia por parte de la Justicia Federal y tucumana.

Por otro lado, luego de que el pasado 14 de enero en una audiencia oral y pública el juez Enrique Predicone resolviera que el caso sea investigado en ambas jurisdicciones, su par Alejandro Tomás, solicito a Rappa la devolución de las actuaciones “con la máxima premura posible» con el fin de iniciar las investigaciones contra el senador, hoy en uso de licencia.

Recordemos que la documentación había sido entregada al juez porteño por el magistrado Facundo Maggio, antes de declararse incompetente. En principio, las partes disconformes con la resolución de Pedicone aún disponen de plazo para recurrirla, término que vencería el próximo 29 de enero.

La causa

La sobrina segunda del senador nacional José Alperovich lo denunció por violación a través de una carta pública el pasado 22 de noviembre y acompañó la misma de sendas denuncias judiciales en los tribunales tucumanos y de la Ciudad de Buenos Aires, al haber ocurrido en ambas jurisdicciones los abusos sexuales con acceso carnal denunciados.

Tras conocerse la denuncia, Alperovich ratificó su inocencia, rechazó las acusaciones en su contra y afirmó que no tenía motivo para solicitar licencia en el Senado. Horas después, haría público el nombre de la denunciante y solicitaría licencia de la Cámara alta por seis meses sin goce de haberes.

El encuentro entre los jueces porteño y tucumano tras el pedido de investigación jurisdiccional no permitió acordar en qué fuero se unificaría la causa.

Desde entonces, no se logró determinar en qué fuero se investigará de forma unificada la causa. Osvaldo Rappa, titular del Juzgado N° 35 del fuero penal de la Ciudad de Buenos Aires se declaró incompetente, y lo propio hizo el juez de Instrucción en lo Penal tucumano, Facundo Maggio.

El fiscal de Instrucción, Santiago Vismara, y la titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzetta, apelaron la declaración de incompetencia de Rappa y el juez Mariano González Palazzo, titular de la Sala 6 de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, resolvió que la denuncia por violación contra el senador nacional debería investigarse en los tribunales porteños.

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional rechazó el planteo de la defensa de Alperovich que solicitó ser investigado en Tucumán en pleno conflicto por la competencia, y dictaminó que la causa quede definitivamente en manos del juzgado a cargo de Rappa cuando se resuelva en qué fuero se unificaría la misma.

En Tucumán, el Vocal de la Cámara de Apelaciones, Albo no resolvió antes de la feria judicial los planteos que realizó en nuestra provincia la defensa de Alperovich, cuando apeló la decisión del Juez Maggio de remitir la unificación de la causa en Buenos Aires.

González Palazzo advirtió que son siete los hechos denunciados por la joven, de los cuales los dos primeros tuvieron lugar en la Ciudad de Buenos Aires y que la denuncia formulada en Capital Federal «es anterior a la de Tucumán y, por tanto, debe mantenerse la del juez que previno».

El juez Enrique Pedicone resolvió que la causa era asunto de feria y convocó a la partes a una audiencia oral y pública para resolver la apelación de la defensa de Alperovich. El senador nacional en uso de licencia no se hizo presente, mientras que la denunciante siguió la misma desde una sala contigua.

Pedicone resolvió que la investigación avanzará en los tribunales porteños y tucumanos, al menos hasta que la Corte Suprema de Justicia de la Nación resuelva la competencia en favor de una de las dos jurisdicciones y la eventual unificación de la causa e instó a la justicia tucumana a comenzar la investigación en un plazo de 72 horas.