El Papa espera por Alberto en el Vaticano

El papa Francisco recibirá al presidente Alberto Fernández el próximo viernes 31 de enero. El encuentro, confirmado por Santa Sede, tendrá lugar en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico del Vaticano, a las 11 hora local (7, en Argentina).

El primer acercamiento del Gobierno con el Sumo Pontífice fue en diciembre pasado, cuando la primera dama, Fabiola Yañez, se reunió con Francisco junto a otras cuatro primeras damas latinoamericanas en el marco de la inauguración de la nueva sede de la fundación pontificia Scholas Occurrentes, creada por el Papa a partir de sus experiencias como cardenal porteño.

Según consignó Télam, el encuentro comenzará con un saludo de recibimiento en la denominada sala del Tronetto, en el segundo piso del Palacio, y luego los dos jefes de Estado pasarán a la reunión a solas en la Biblioteca, según la praxis vaticana. Tras la reunión, y luego de un saludo formal del pontífice a la delegación argentina que llegue a Roma, Jorge Bergoglio y Fernández harán el tradicional intercambio de regalos.

La última visita de Fernández al Papa fue en agosto de 2018, en ocasión de un encuentro en la residencia de Casa Santa Marta del que también participaron el dirigente chileno Carlos Ominami y el brasileño Celso Amorim.

Anoche, en una entrevista televisiva, el Presidente admitió que le “gustaría mucho ver” al sumo pontífice. En esta línea, señaló: «Francisco sabe lo que lo valoro, quiero y aprecio, y lo que celebraría que viniera la Argentina”, aunque aclaró que “el viaje a la Argentina es una decisión de él”. “El Papa no está en ningún bando, está por encima de todos nosotros”, afirmó.

En las últimas horas, el mandatario resolvió designar como embajador en el Vaticano Luis Bellando, un diplomático de carrera que antes estuvo en Angola y en Cuba. La idea en Casa Rosada es mantener una línea directa con el Papa, y en ese marco se inscribe el viaje de Alberto Fernández que, por otro lado, permitirá que Cristina Kirchner vuelva a ocupar el rol de presidenta por algunas horas.