Criminal: retiran de la Aduana 12 millones de vacunas que el Gobierno de Macri dejó varadas

Aunque parezca entre insólito y casi delictivo de parte de la era «M», el gobierno de Alberto Fernández recuperó gracias a la ley de emergencia sanitaria 12 millones de vacunas que la gestión de Mauricio Macri había dejado varados en la Aduana del Aeropuerto Internacional de Ezeiza por no pagar sólo $600 millones en impuestos de importación de medicamentos de una dependencia del Estado a otra, a pesar de la faltante de dosis que dejó como herencia.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, presentó hoy por la mañana el inicio del trámite para la liberación de 12 millones de dosis de vacunas retenidos en la dependencia aduanera mencionada. Fue posible a través de un proceso de distribución que que quedó habilitado por la entrada en vigencia de la ley de emergencia sanitaria que impulsó el Frente de Todos ni bien comenzó su gestión, informó esa cartera.

«Por no pagar lo que se cobraba de tasa para salir de la Aduana, no estuvieron disponibles para la gente», explicó, aunque parezca increíble, González García. Es decir: la administración Cambiemos pagó la importación de las dosis, pero como no quiso abonar el impuesto aduanero -unos $600 mil aproximadamente- la población se quedó sin el cumplimiento de sus derechos.

El funcionario precisó cómo solucionaron esa situación: «Lo resolvimos naturalmente con la ley de emergencia social, sanitaria y económica, en donde liberamos de este costo que era estúpido, porque era Estado versus Estado. El Estado había pagado una gran suma, pero por una pequeña suma el bien no estaba disponible para la gente».
«De todas maneras ese pago menor no se hizo, porque la ley nos liberó de eso. Por eso hoy estamos sacando en estos camiones este 8% del total de las vacunas. Vamos a sacar todas rápido. Nos va a llevar 10 o 15 días en estar disponibles en todo el país. Es un hecho auspicioso que parte de una cosa que es difícil de explicar», agregó.

Según Infobae, las vacunas rescatadas de la Aduana tendrían dos destinos: por un lado, el cumplimiento de la entrega del primer trimestre de vacunas del calendario obligatorio a las provincias. Por el otro, ejecutar la decisión que tomó González García con los ministros de Salud de todo el país (el COFESA, que se reunió el jueves de la semana pasada) para reforzar la vacunación contra el sarampión en niños y niñas de 6 a 11 meses en el conurbano bonaerense, CABA y otros distritos donde hayan aparecido casos, que ya estaba recomendada por la Secretaría de Salud anterior.