Cómo funcionarán los nuevos plazos fijos en UVA

El Banco Central reformuló los plazos fijos en UVA, que ajustan su rendimiento por la inflación, en la búsqueda de encontrar un instrumento de ahorro con el atractivo suficiente para tentar al inversor frente a las distintas variantes del dólar, darle protección frente al alza de los precios y reforzar el alicaído stock de depósitos en pesos del sistema financiero.

Los nuevos “Depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA” funcionarán como un plazo fijo en UVA a 90 días pero con la posibilidad de interrumpirlo a partir del día 30, recibiendo en este último caso una tasa menor.

La nueva herramienta ofrecerá al ahorrista en pesos, como mínimo, una tasa de UVA más 1% a 90 días, de manera de no perder contra la inflación. La UVA se actualiza cada día con el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que replica el Indice de Precios al Consumidor minorista. “Para la constitución de los Depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA, cada banco podrá ofrecer una tasa mayor a la mínima establecida (UVA + 1%) para hacerlo competitivo”, explicó el BCRA en un comunicado.

Si llegado el día 30 del depósito el cliente desea interrumpir el plazo fijo, deberá solicitarlo al banco con una anticipación de 5 días hábiles, a través de los canales electrónicos de atención (home banking, banca telefónica, cajeros o terminales de autoservicio) o en la sucursal en caso de que el plazo fijo se hubiese constituido por esa vía.