Usura plastificada: financiar la tarjeta de crédito cuesta 200%

Financiar el resumen de la tarjeta de crédito puede costar hasta 200 por ciento anual. Los intereses que cobran los bancos emisores de las tarjetas no bajan, a pesar de que el Banco Central redujo la tasa de referencia y eso redundó en una caída en los rendimientos de los plazos fijos.
Un relevamiento en una decena de bancos privados y públicos de primera línea arrojó que las entidades financieras cobran entre 100 y 200 por ciento anual para financiar el saldo de la tarjeta de crédito, tanto a través del pago mínimo y la incorporación del resto en el resumen siguiente como mediante un plan de pagos que consolida la deuda y los cargos.
Entre los bancos líderes, el BBVA se encuentra al tope. La tasa de interés (Costo Financiero Total -CFT- más IVA) roza el 204 por ciento anual para financiar el saldo de la tarjeta de crédito
Apenas por debajo, el Banco Galicia carga una tasa CFT más IVA del 199% para financiar el saldo del resumen, aunque baja algunos puntos (186,6%) si se escoge un plan de pagos de hasta 3 cuotas.
El Banco Macro cobra una tasa de interés de casi 182% anual, mientras que el Santander cobra 159,5% para financiar el resumen de la tarjeta.
Del otro lado, el ICBC (102%) y la banca pública (el Nación tiene una tasa del 120% y el Bapro cobra 114%) son las entidades grandes con menores costos.
Las familias suelen financiar el resumen de la tarjeta de crédito, a pesar de las altas tasas de interés. Incluso puede ser más conveniente recurrir a un préstamo personal, con tasas inferiores.
La deuda de las familias ya llega a 1,2 billones de pesos. Gran parte de ese stock se compone de préstamos personales y financiamiento con tarjeta de crédito. Además, la Anses entregó créditos por casi $150.000 millones. Ocho de cada diez familias que cobran AUH gestionaron un préstamo ante el ente previsional, con tasas del orden del 50%. Ese dinero, comparativamente más barato que el que prestan bancos y financieras, se utilizó, en gran medida, para saldar otras deudas.
El economista Ariel Setton, especialista en medios de pago, sostiene que, aunque elevadas, las tasas que cobran los bancos para financiar los resúmenes de cuenta están en niveles relativamente históricos. «La tasa real (descontada la inflación)no es mucho más elevada que la histórica», aseguró. La mora en las tarjetas de crédito suele ser más alta que con otros productos bancarios y ronda el 8%.
El especialista recomendó manejar este tipo de deudas en función de las perspectivas. «Si no podés pagar todo el resumen y pensás que la tasa va a bajar, conviene hacer el pago mínimo y que el resto del saldo se sume al mes siguiente. Con los planes de pago de las tarjetas, la deuda se consolida y la tasa queda fija», indicó.