En la Universidad Nacional de Santiago inauguraron la cátedra de la «ridiculez»

Hay siempre cosas dignas de destacar en la Universidad Nacional de Santiago del Estero. Por sus condiciones académicas, por sus egresados, por su injerencia en la comunidad, y la lista se amplía.
Pero a veces la ridiculez de sus determinaciones la pone en un lugar poco menos que serio.
Es el caso de una resolución que emitió el Rectorado de esa Casa de Altos Estudios, para iniciar una investigación sumaria por publicaciones realizadas en la red social Facebook.

Dr. Eduardo Allub Decano de la Facultad de Medicina

El Decano de la Facultad de Medicina Dr. Eduardo Lian Allub inició un trámite para investigar “hechos acaecidos en las redes sociales”, acompañando capturas de pantallas certificadas por escribano público.
Lo increíble del hecho, es que se trata de publicaciones que provocan risas. Alguien asegurando que se había recibido de médico cirujano en esa Facultad con medallas de honor. Más falso imposible. Más jocoso imposible. Si se tiene en cuenta que apenas la Facultad tiene 2 años de existencia. Y que el autor de los posteos es un conocido y activo participante de las redes sociales, sobre todo en el ámbito universitario.
Esa publicación se realizó inmediatamente después que trascendiera un hecho similar en los medios de comunicación: la historia de la falsa ingeniera recibida en la UNSE.
La publicación realizada por una supuesta alumna que se había recibido de ingeniera, y que mostraba en las redes sociales las imágenes posteriores a rendir su última materia.
El hecho trascendió a los medios ya que se trataba de una noticia falsa realizada por la supuesta alumna, con aclaración de la UNSE sobre el tema en cuestión. Incluso la Universidad aseguró que “nada podía hacer por tratarse de una publicación personal y en una red social donde cada uno publica lo que quiere”.
Lo cierto es que la UNSE ahora inició la investigación, pese a que sabe que se trata de un “fake” que se llenó de “likes” y que provocó durante días la risa de propios y extraños.