El juez Ramos Padilla rechazó a D’Alessio como arrepentido

El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla decidió hoy no homologar el acuerdo con el cual el falso abogado Marcelo D’Alessio pretendía convertirse en arrepentido, en la causa por espionaje y extorsión por la que está detenido, tras considerar que «no realizó ningún aporte sustancial para el avance de la investigación» y que sus declaraciones fueron «producto de la lógica angustia y desesperación», informaron fuentes judiciales.

Para Ramos Padilla no fueron convincentes las confesiones de D’Alessio, que en cambio habían resultado suficientes para el fiscal Juan Pablo Curi, quien accedió a celebrar un acuerdo de colaboración, según surge del fallo de 71 páginas que el magistrado firmó hoy.
«Más allá de que no realizó ningún aporte sustancial para el avance de la investigación, entiendo que esos reconocimientos no deben ser utilizados en su perjuicio ni de ningún otro imputado, ya que, en todo caso, son el producto de la lógica angustia y desesperación de quien atraviesa un encarcelamiento preventivo y cree que la solución a su encierro es arribar a un acuerdo en los términos de la ley 27.304», sostuvo Ramos Padilla.

«Según los términos de la ley, el acuerdo traído a homologación no aporta ningún dato vinculado a delitos en ejecución, ni revela la identidad ni brinda el paradero de coimputados u otros partícipes de las maniobras. La gran mayoría de los pretensos aportes de información que efectúa Marcelo D´Alessio ya fueron constatados y valorados en los numerosos autos de mérito dictados en este proceso», afirmó el juez.

«En muchos pasajes de su declaración el arrepentido no hace más que confirmar aquellas conclusiones y consideraciones que el tribunal ya había realizado en esas resoluciones en orden a varias de las maniobras delictivas investigadas por las que fue procesado», remarcó.

D’Alessio se había arrepentido por cuatro hechos: la extorsión al empresario Pedro Etchebest, cuya denuncia desató la investigación; haber cometido falso testimonio en la causa conocida como GNL; haber «hostigado» a la pareja de un financista y brindarle información ilegal al también imputado fiscal Carlos Stornelli sobre el ex marido de su actual pareja.
«Los datos que aporta no resultan significativos ni permiten inferir un avance sustancial de la investigación, ni en orden a aquellos casos, ni respecto de las decenas operaciones de inteligencia y espionaje ilegal en los que se encuentra directamente involucrado Marcelo D’Alessio y también muchos otros imputados y victimas que ya han sido convocados o se presentaron voluntariamente al proceso», sostuvo el juez.

D’Alessio está detenido desde el pasado 15 de febrero, acusado de integrar una asociación ilícita que se dedicaba a la extorsión y al espionaje ilegal, por la que también están arrestados los ex comisarios de la Policía Bonaerense Aníbal Degastaldi y Ricardo Bogoliuk y el ex agente de inteligencia Rolando Barreiro.

El falso abogado fue denunciado por el empresario agropecuario Etchebest, quien aseguró que D’Alessio le pidió 300.000 dólares en nombre de Stornelli para evitarle quedar involucrado en la «causa de los cuadernos» sobre los presuntos sobornos en la obra pública.

El primer procesamiento a D’Alessio se produjo el 25 de febrero, oportunidad en la que Ramos Padilla le dictó la prisión preventiva y lo embargó por 10.000.000 de pesos.

En el primer procesamiento, el juez sostuvo que D’Alessio es «penalmente responsable del delito de asociación ilícita en carácter de miembro en concurso real con el delito de extorsión en perjuicio de Pedro Etchebest en carácter de coautor».

En aquella resolución, el juez sostuvo que «de acuerdo a la documentación secuestrada D’Alessio llevaba a cabo operaciones de inteligencia y en particular ‘operaciones psicológicas’ sobre varios ciudadanos que luego eran extorsionados o coaccionados para decir o hacer algo contra su voluntad».