Si comer es caro… transportarse será un dolor: Una familia necesitará casi $5mil para cargar 2 tanques de Súper al mes


El reajuste de los combustibles en los surtidores locales que opera desde el viernes, marcó una diferencia importante de precios entre las marcas pero dejó una brecha más acentuada aún entre los tipos de combustibles ya que entre la nafta Súper y la Premium es de más de $6 por litro y, entre marcas, oscila entre $1,80 a $2,50 según el combustible, con un pico más marcado en el caso del gasoil normal.

De esta forma, aquellas familias que utilizan un vehículo naftero o gasolero para movilizarse hacia sus trabajos o llevar los chicos a la escuela, tendrán que hacer un esfuerzo económico mayor para poder cumplir con toda esta demanda logística diaria.

El reacomodamiento de precios que rige desde el viernes, dejó diferencias de precios entre marcas, pero también, entre combustibles de una misma marca.

Entre marcas, en el caso de la Súper, la diferencia entre la más cara que ofrece el mercado y la más económica es de $1,30, equivalente a un 2,4%. En tanto, en el caso de la nafta Premium la brecha es de $0,85, equivalente a un 1,4%.

Por ejemplo, completar un tanque de 45 litros con nafta Súper de YPF ($52,94 el litro) que es la más económica, demanda desde el sábado un monto de $2.382,30 mientras que completar la misma carga con la más cara existente en el mercado, Shell ($54,24), llega a los $2.440,80. La diferencia entre cargar en un lado u otro equivale a unos $58 más por tanque.

A su vez, la brecha es distinta en el caso de las Premium por marca. Esos mismos 45 litros de carga con nafta Premium de YPF ($59,09), tiene un costo de $2.660 mientras que realizar la misma carga con la Premium de Shell ($59,94), cuesta $2.697. La diferencia entre cargar en una marca u otra es de $37.

Por otro lado, los precios de Axion muestran un valor intermedio. En el caso de la Súper ($53,43), llenar con 45 litros un tanque cuesta $2.404 y con Premium ($59,82), $2.691.

El gasoil

Por otra parte, en el gasoil, la brecha entre marcas alcanza los $2,40 por litro en el caso del diesel más económico, lo cual marca la diferencia más importante entre todos los combustibles, tras el incremento del viernes.

El diesel más barato es el de YPF a $49,14 el litro, con lo cual cargar un tanque de 45 litros cuesta $2.211, mientras que la misma carga pero con el diesel de Shell que es el más caro ($51,54), cuesta $2.319. Cargar en la marca más barata o en la más cara, tiene una diferencia de $108 para el bolsillo del automovilista.

Por otro lado, el diesel Premium también tiene en YPF el litro más económico, a $57,54. Completar 45 litros cuesta $2.589. A su vez, la misma carga con el diesel Premium, cuesta $2.652,30. La diferencia es de $63 por tanque.