Preventiva para los cuatro agresores de un joven del 8 de Abril

La fiscal María Alejandra Holgado y la instructora de su Equipo Melissa Fadel Pagani, lograron la prisión preventiva para cuatro personas imputadas por homicidio en grado de tentativa, por el ataque a un joven del barrio 8 de Abril, el que estuvo a punto de perder la vida, a quien le clavaron una horquilla.

Durante la jornada de ayer, mediante una audiencia, el juez de Control y Garantías Fernando Paradelo, hizo lugar al planteo de las representantes del Ministerio Público Fiscal.

Los imputados gozan de frondosos antecedentes delictuales.

Los hechos

El juez de Control y Garantías, Fernando Paradelo, dictó la prisión preventiva para cuatro integrantes de la banda de “Chori” Villarreal, a quien se atribuye la salvaje agresión al adolescente Ángel Aranda, apodado “Púa”, quien terminó grave y en sillas de ruedas.

Según la causa de la fiscal María Alejandra Holgado y Melissa Fadel Pagani, el 18 de agosto el grupo esperó al menor fuera de una casa en la que se celebraba un cumpleaños, en calles Mateo Pereyra y 222, del barrio 8 de Abril.

Según las investigaciones, “Moto” Díaz, “Luisito” Ernesto Díaz, “Pachula” Villarreal y Carlos Alfredo “Yenca” Villarreal habrían buscado al joven sólo para matarlo.

Se supo, además, que la banda de “Chori” Villarreal estaría enfrentada con la de “Los Graffiti”, a la que pertenecería la víctima.

Los imputados estaban armados con horquillas, machetes, puntas, palos y otros elementos.

La fiscal expuso ante el magistrado que “Púa” se retiró de la fiesta y empezó a correr, pero igual fue alcanzado por los individuos, siendo derribado por “Pachula” Villarreal usando un palo.

A continuació “Yenca” tomó una horquilla y lo hincó por la espalda, “levantándolo medio cuerpo y de nuevo lo lanzó al piso”, indicó la fiscal en audiencia. Posteriormente, “Moto” Díaz lo atacó con un machete a la altura de la axila izquierda. También, Luis Ernesto Díaz habría herido a la víctima con un palo.

El joven agredido por los atacantes fue salvado por vecinos que intervinieron oportunamente.

El menor permaneció internado largas semanas, salvando su vida, pero su cuerpo muestra graves secuelas.