Gracias al programa «Tribuna Segura» se aprehendió a cuatro personas prófugas de la Justicia

La Policía santiagueña aprehendió a cuatro personas que tenían cuentas pendientes con la Justicia ordinaria y que se encontraban prófugos, en lo que fue el estreno del programa «Tribuna Segura», durante la previa del partido Mitre-Nueva Chicago. Un importante despliegue policial puso en funcionamiento el sistema que impulsara el Gobierno nacional, cuya metodología consta en el escaneo del código de barras del DNI de los simpatizantes y la verificación del ticket de ingreso al estadio. El objetivo era detectar a aquellas personas que tuvieran pedidos de captura por hechos delictivos o sobre las cuales pesara el derecho de admisión.

En tal sentido, la Policía informó que cuatro personas del sexo masculino, las que fueron debidamente identificadas mediante el sistema, tuvieron que ser trasladadas a sede policial por los agentes del orden ya que pesaba sobre ellos pedidos de captura, en todos los casos, por violencia de género.

Según se supo, la primera detección del sistema involucró un joven de 31 años, residente en el barrio Mariano Moreno Viejo, quien era buscado desde octubre de 2016 por agredir a su pareja, hecho por el cual obra una denuncia en la Comisaría del Menor y la Mujer de Capital, con intervención de la Justicia en lo Criminal y Correccional de Cuarta Nominación.

También, un hombre de 38 años domiciliado en el barrio La Católica, acusado de lesiones y amenazas por una mujer con la cual mantenía una relación y que se encontraba en calidad de prófugo desde octubre de 2016, no superó el control policial ya que el sistema arrojó que tenía pedido de detención a nivel nacional por el delito que se le endilga. Un tercer caso, saltó a la luz cuando un muchacho de 25 años, también vecino de La Católica, pretendió ingresar al estadio y se constató que había una denuncia en su contra de fecha 9 de septiembre de 2015. Asimismo, los efectivos apostados en el estadio aurinegro, apresaron a un cuarto sujeto que en abril del año pasado había sido denunciado por lesiones leves calificadas y se encontraba evadido de la Justicia y no se conocía de su paradero.