Continúan los controles bromatológicos del municipio sobre elaboración de comidas

 

 

Dentro de los controles bromatológicos que viene realizando la Municipalidad de la Capital, se clausuró una rotisería ubicada en la zona centro debido a las malas condiciones de higiene que presentaba tanto en la cocina como en los exhibidores de comidas.

El personal del municipio inspeccionó el comercio ante la denuncia de vecinos que habían advertido que el estado del lugar no eran los óptimos para la elaboración de alimentos para la venta.

También la municipalidad actúa de oficio con un cuerpo especializado de personal para determinar si se cumplen las obligaciones establecidas en las ordenanzas que regulan este tipo de actividades y las disposiciones a las que está adherida del Código Alimentario Argentino.

En las inspecciones se supervisan la limpieza de las cocinas, la refrigeración de los alimentos, las fechas de vencimiento de los productos que se utilizan, todo lo referido a las materias primas, entre otros.

El municipio indicó que los controles de oficio del área de Calidad de Vida se realizan sin interrupciones en distintos barrios para garantizar las buenas condiciones de los alimentos elaborados y abarca a bares, carros, rotiserías y restaurantes.