Superaría el $ 1.000.000 la estafa con vales a una estación de servicios

El juez de Control y Garantías de Monte Quemado, José Luis Torrelio, extendió la detención a dos hermanos, ex playeros de una estación de servicios acusados de una estafa millonaria.

Según la investigación de los fiscales Gabriel Gómez y Santiago Bridoux, rigen los delitos “defraudación, falsificación y asociación ilícita”.

Todo se precipitó cuando los propietarios de la empresa advirtieron un desacople entre las ventas y los ingresos que figuraban en sus cuentas.

Hicieron un arqueo y una auditoría y salió a la luz una pequeña “industria” de vales para la compra de combustibles, donde el dinero no ingresaba a las arcas de la empresa. La estafa, estiman, superaría el $ 1.000.000.

En proceso

La respuesta final surgirá al obtenerse las conclusiones de la investigación interna de los responsables de la damnificada.

Aún no se logró establecer en qué lapso se produjeron las maniobras, pero se sospecha que se remontatarían a varios años atrás.

Por la supuesta estafa, permanecen detenidos dos hermanos, quienes se desmepeñaban como playeros.

Asimismo, los fiscales pidieron la detención de un tercer hombre, quien reside en la ciudad Capital.

Prófugo

Al hoy prófugo se enrostraría el nexo vital que posibilitó semejante desfalco, deslizaron los investigadores.

Para los investigadores, caería de madura la imputación de “asociación ilícita”.

Legalmente, la misma alude a la unión de por lo menos tres individuos, con el fin de cometer delitos específicos.

Una temida característica de la imputación: no es excarcelable.