Desalojaron a más de mil menores de una fiesta e incautan gran cantidad de bebidas alcohólicas

Unos 1.200 chicos fueron desalojados ayer desde una finca privada donde se realizaba una fiesta clandestina por el Día del Estudiante, de la que participaban alumnos pertenecientes a varios colegios privados del centro de la ciudad Capital, oportunidad en la que se secuestró una gran cantidad de bebidas alcohólicas de todo tipo.

El operativo se concretó luego de la denuncia de la madre de una de las menores que había asistido a la fiesta, y tomaron intervención los organismos de seguridad y civiles encargados de llevar adelante los trabajos de prevención durante estos festejos juveniles.

El procedimiento se cumplió con conocimiento y autorización de la Justicia, ya que en un principio se impidió el ingreso de los policías al domicilio particular donde se realizaba la reunión.

Magnitud

“Realmente se trató de una fiesta multitudinaria, nunca habíamos intervenido en algo de esta magnitud, por lo que es una suerte que todo se haya desarrollado sin que se registraran incidentes”, indicó a EL LIBERAL Pedro Tévez, referente del Proyecto Padres que intervino en el operativo.

Las actuaciones fueron dirigidas por el personal de la División de Prevención Contra el Alcoholismo de la Policía de la Provincia, y en esta oportunidad también participaron representantes de la Defensoría del Pueblo de la provincia.

Según pudo saber EL LIBERAL, la Justicia habría solicitado el secuestro de un supuesto contrato que el propietario habría firmado por el alquiler de la finca, para iniciar las actuaciones pertinentes.

En el lugar se secuestró una gran cantidad de bebidas alcohólicas y gaseosas, desde cajitas de vino, hasta vodka, pasando por fernet y cerveza.

Medidas

Desde el Proyecto Padres, el licenciado Marcelo Arambuena pidió que se tomen medidas ejemplificadoras para que no sucedan este tipo de cosas “en las que se pone en peligro la vida de nuestros hijos”.

“Afortunadamente, no pasó nada grave, pero ayer pudimos ver a chicos caminando por la orilla de la ruta que iban a esa fiesta, y otros que regresaban, con el riesgo que eso implica. Queremos que se tomen las sanciones más duras que se pueda, como para que no sucedan estas cosas, porque no es la primera vez que ocurre algo así en este lugar”, enfatizó Arambuena.

Mientras tanto, anoche se cumplía la segunda jornada de las estudiantinas en los boliches de la Autopista Santiago-La Banda, sin que hasta el cierre de esta edición se hayan registrado incidentes.