Desalojan una fiesta clandestina con la presencia de menores

La Jefatura de Policía, en el marco de los operativos diagramados por la Secretaría de Seguridad con la finalidad de prevenir las diferentes infracciones contravencionales que luego se transforman en delitos, realizó el desalojo de una fiesta no autorizada, con presencia de menores. Alrededor de las 3 de la madrugada de ayer, en uno de los recorridos que realizan diariamente los efectivos policiales de la División de Lucha contra el Alcoholismo, detectaron en el barrio John Kennedy, más precisamente en intersección de calles 233 y 4, gran cantidad de personas en el exterior de una vivienda; así como también de motovehículos y menores en el lugar.

Por este motivo se entrevistaron con el propietario del domicilio de apellido Pintos, quien no contaba con los permisos exigidos por ley para realizar eventos bailables y en el lugar se encontraban menores.

Por este motivo se labraron las actas de infracción correspondientes y se procedió a desalojar en su totalidad la vivienda. En el procedimiento también colaboró personal de la Comisaría Seccional Décima Comunitaria.

Compromiso

Ante la reiteración de casos de esta índole, recuerdan a la comunidad que está terminantemente prohibido organizar fiestas y/o eventos sin los permisos pertinentes establecidos por ley.

De igual manera la venta y facilitación de bebidas alcohólicas a menores de edad.

Vale indicar que los funcionarios de la Policía provincial continuarán con la realización de recorridos nocturnos, en especial los fines de semana.