Organizaciones sociales y religiosas expresaron un enérgico llamado a la preservación de la vida

Con la participación de cientos de santiagueños, se realizó ayer la Marcha por la Vida, convocada por instituciones sociales y religiosas, para manifestar su desacuerdo con el tratamiento de la despenalización del aborto en el Congreso Nacional, y hacer escuchar una voz en defensa de la vida.

La concentración tuvo lugar en la plaza Libertad, donde a partir de las 18 hubo presentaciones de números artísticos, y representantes de la Red Federal de Familia, Proyecto Padres, Fundación Piedras Vivas, y comunidades de las iglesias Católica y Ortodoxa, recogieron firmas en contra de la despenalización del aborto para ser enviadas al Congreso.

Oradores

Previo a la caminata, representantes de los diferentes credos participantes de la convocatoria, hicieron escuchar sus mensajes en defensa de la vida, tanto del niño por nacer, como de las madres, justificando así el lema del encuentro que fue “Que vivan los dos”.

Al respecto, y poco después de presidir la misa de bendición de ramos en la Catedral Basílica, el obispo diocesano, monseñor Vicente Bokalic, dijo que “es momento de un diálogo maduro” de la comunidad argentina.

“Creo que este tema que es muy delicado, merece un diálogo maduro de la comunidad, un diálogo en el que todos escuchen las posiciones de todos. Nosotros estamos abiertos a ese diálogo, desde nuestra concepción de que la vida la tenemos que preservar y defender desde el momento mismo de la concepción”, analizó el prelado.

Por su parte, el sacerdote de la Iglesia Ortodoxa, padre Gregorio Makantassis, consideró que es importante “que todos generemos conciencia sobre el valor de defender la vida desde el momento de la concepción, y que nos unamos en oración todos los credos para pedirle a Dios que toque el corazón de nuestros legisladores para que voten a favor de la vida y en defensa del niño por nacer, que precisamente se recuerda este domingo”.

Alternativa

“Una mamá en estado de crisis y desesperación que quiere abortar a su hijo, debe tener ayuda, contención y acompañamiento, además de otras alternativas de vida”, consideró David González Figueroa, presidente de la Juventud Árabe de Santiago del Estero”.

Los participantes de la convocatoria marcharon luego por calles Libertad, Independencia, 9 de Julio, y Belgrano para regresar a la plaza Libertad donde se produjo la desconcentración.

Los miembros de la Iglesia Católica se sumaron en procesión a la misa de bendición de ramos que comenzaba a esa hora en la Catedral Basílica.