La Anses central despidió a cuatro empleados detenidos por la defraudación

En forma paralela a la causa penal que se tramita en el Juzgado Federal local por la millonaria estafa a la Anses con pensiones truchas, el organismo inició un proceso administrativo en contra de los empleados implicados. El resultado fue contundente para cuatro de los trabajadores que están detenidos acusados de facilitar el otorgamiento de pensiones derivadas a personas que se “casaron” con jubilados muertos a través de actas de matrimonio falsificadas. Todos fueron despedidos.

Las cuatro personas que dejaron de pertenecer a la planta de empleados de la Anses son Luis Manuel Paz, quien como Coordinador de Gestión era el segundo jefe del organismo. Incluso llegó a ocupar el cargo de gerente de manera interina, durante la transición entre la anterior y la actual gerencia.

Esto significa un abrupto final para la carrera de Paz en la Anses, que se extendió por más de una década, la mayoría en Santiago del Estero, y el resto en Tucumán, de donde es oriundo. En la causa penal es considerado como el presunto “cerebro” de una banda que operó dentro y fuera del organismo para otorgar estos beneficios.

El otro despedido es el abogado Marcos Chazarreta, quien se desempeñaba como asesor jurídico y que habría emitido los dictámenes favorables para otorgar las pensiones que hoy son observadas por la Justicia Federal.

También quedó fuera de la Anses otra empleada de antigüedad: Graciela Saad. Venía cumpliendo funciones en el sector Acreditación de Datos Personales donde se daba ingreso a documentación como las actas de matrimonio o actas notariales de convivencia. Además, tenía un vínculo familiar estrecho con el presunto gestor de las pensiones truchas, Cecilio Ibáñez (fue su cuñado).

El cuarto despedido es Luis César Cortez, que trabajaba en el sector Orientación. La particularidad de este exempleado, es que enfrenta otro proceso judicial en el fuero federal, por el delito de “extorsión”, en perjuicio de una mujer a la que le cobró una coima. En pocos meses esta causa será elevada a juicio oral. Cortez ya había sido despedido, pero obtuvo una cautelar del exjuez del Crimen provincial, Ramón Tarchini Savedra, para ser reincorporado, cuando no tenía competencia.

En esta misma situación se encuentra otro empleado que fue encontrado “in fraganti” junto con Paz cuando le querían cobrar la coima a esta mujer y que actualmente trabaja por una medida cautelar similar.

Desde la Anses central indicaron que de haber juicio y confirmarse la condena para ambos, la situación de este segundo empleado sería la misma que la de Cortez.

Por otra parte, la Anses central ya tiene en sus manos el expediente por el cual una mujer que se presentó como supuesta concubina del exgobernador César Eusebio Iturre, cobra una pensión derivada de más de $40 mil, y que percibió retroactivos por casi un millón de pesos. Este expediente presentaría irregularidades y la sección Penal de la Anses evaluaría su presentación en la causa que se tramita en el juzgado del Dr. Guillermo Molinari.

Además, presentarán más documentación en la causa y no se descartan más casos de pensiones truchas.