“Esperamos que haya más tecnología porque la búsqueda del ARA San Juan no debe cesar”

Aferrados a su fe como todas aquellas banderas celestes y blancas que colgaron hace varias semanas frente a la Base Naval de Mar del Plata, los familiares de los tripulantes del ARA San Juan tienen la esperanza intacta de encontrar los rastros del submarino que capta todas las miradas y mantiene en vilo al país.

“Queremos, por sobre todas las cosas, pedirle al Presidente (Macri) que siga la búsqueda y se consiga la tecnología necesaria para continuar con las tareas”, recalcó en diálogo con EL LIBERAL, Marcela Melián, hermana de David, el tripulante santiagueño que permanece desaparecido junto a los otros 43 tripulantes.

Gran expectativa

“Muchas inquietudes a plantear” es lo que la familia Melián acercará al jefe de Estado, cuando el próximo martes 6 a partir de las 14, se produzca en Casa Rosada la reunión de un miembro familiar por cada tripulante con el mismísimo presidente. Justamente este martes, habrán pasado 83 días de aquel inolvidable 15 de noviembre en que nunca más se supo del submarino argentino.

“Ése será nuestro pedido principal como familia, porque la búsqueda no puede cesar”, adelantó Marcela a EL LIBERAL, sobre el pedido formal que harán al Presidente, en medio de un profunda angustia familiar, pero sin bajar los brazos hasta encontrar una respuesta que sosiegue tanta incertidumbre.

Más allá de reconocer el trabajo del Estado en procura de dar con el submarino perdido, Melián señaló que el ministro de Defensa, Oscar Aguad, “se comprometió en que la búsqueda continuará hasta que se encuentre, y que se iban a brindar todos los recursos disponibles, y hasta nos dijo la semana pasada que se iba a contratar empresas privadas para continuar la búsqueda, pero todavía no tenemos novedades”.

Reconocimiento

No obstante, la docente oriunda de la localidad de San Andrés, rescató la contención que la Armada Argentina brinda a los familiares. “Estamos parando en el hotel de la Armada junto a mi madre Francisca Soria (54 años) -su padre Pedro Melián (56) ya volvió a Santiago- y estamos muy agradecidos por el gesto, porque nos brindan todas las necesidades básicas, hasta la combi para trasladarnos a la Armada y seguir de cerca los partes de prensa de todos los días”, destacó.

Hace poco, la familia de David compartió en su cuenta de Facebook una foto y un mensaje conmovedor para no sentirse solos en la lucha: “Esperamos que los seres queridos de David encuentren consuelo visitando su perfil para recordar y conmemorar su vida”. Un emotivo pedido que tuvo ya decenas de mensajes que inundaron la cuenta del tripulante santiagueño.

¿Cómo se hace para mantener intacta la fe ante tanta incertidumbre?

-Somos conscientes de que no es fácil para ninguna de las familias este momento de angustia, y hasta sentimos que es lógica la resignación, pero aun así no perdemos las esperanzas de tener alguna novedad del submarino. Han pasado muchos días desde su desaparición, pero la fe es lo único que nos da tranquilidad ante tanto dolor. No es fácil que nos sepan entender.

¿Qué le diría a la sociedad argentina en medio de tanto dolor y resistencia?

-Yo sólo pido que nos sigan apoyando, y que principalmente el Presidente (Mauricio Macri) y la Fuerzas Armadas continúen con la búsqueda, pero si el pueblo argentino olvida a los tripulantes, no podemos hacer mucho y el silencio se nota.

¿Cree que la sociedad no los acompaña para saber que pasó con los 44 héroes del ARA San Juan?

-Yo creo que hay sectores de la sociedad que no olvidan la hazaña de mi hermano y de sus compañeros, pero lamentablemente una gran parte de esa sociedad sí los ha olvidado. Y a medida que pasa el tiempo se nota más. Las familias nos sostenemos en pie. Me he convencido de que detrás de este caso, hemos conformado una nueva gran familia de los 44 tripulantes, porque siempre estamos unidos, compartiendo el mismo dolor. Lamentablemente he notado muy silenciosa a mi provincia. Cuando hicimos la marcha en memoria de mi hermano en El Bobadal, solo la familia y allegados nos acompañaron. No se notó la participación del pueblo. Fue un día duro para nosotros porque nos sentimos muy solos”.