Aseguran que fallo de Corte y el DNU de Cristina no desfinanciará a Macri

0010193785

Tras el fallo de la Corte Suprema, el Gobierno firmó el Decreto de Necesidad de Urgencia (DNU) que extiende a todas las jurisdicciones la devolución de la retención del 15% de los impuestos coparticipables, situación que despertó el enojo de Cambiemos por la supuesta desfinanciación que sufriría la próxima administración de Mauricio Macri por unos $80 mil millones durante 2016.

Sin embargo, un análisis de los números y de la forma en que se distribuía el 15% de detracción a las provincias, muestra que esa resignación de fondos a favor de las provincias no desfinanciará al Estado Nacional.

Si bien el fallo de la Corte ordenó la devolución del 15% de los fondos coparticipables a las provincias litigantes Santa Fe, Córdoba y San Luis, Cristina decidió firmar el decreto que extiende el reintegro a todas las provincias, para evitar una avalancha de reclamos judiciales por parte del resto de las jurisdicciones.

De acuerdo a lo consignado por Ámbito.com, algunas estimaciones privadas consideran que tras el fallo de la Corte, las tres provincias beneficiadas recibirán unos $ 10 mil millones, una cifra que consideran no pone en riesgo la financiación de la administración nacional ni del sistema de seguridad social.

Además, la sentencia del máximo tribunal ordenó la devolución de fondos descontados desde 2006, una deuda que cuando Macri asuma el gobierno podrá ser negociada, ya que el Estado nacional mantiene créditos activos con las provincias, con los cuales podrá compensar.

La eliminación de la detracción abarca a 25 jurisdicciones, las 23 provincias, la Ciudad de Buenos Aires y el propio Estado Nacional.

Entonces, de los $ 80 mil millones que la administración nacional resignará a partir del decreto que da cumplimiento al fallo de la Corte, el Estado Nacional recibirá un 40% de esos fondos, lo que equivale a unos $ 30.000 millones, por la devolución de la detracción que también corresponde a la Nación como distrito.

En cuanto a los $ 50.000 millones, la Nación los podrá compensar ya que desde 2016, las obras públicas y otras transferencias que antes realizaba con los fondos de la detracción del 15%, quedarán a cargo de las propias provincias, que recibirán el mismo monto de dinero que hasta este año.