Un periodista encuentra a Teodoro Aníbal Gauto, prófugo de la Justicia argentina

54e89a89399e6_crop

La presencia del prófugo Gauto en Israel fue dada a conocer de modo masivo este jueves 19 de febrero a través de un informe difundido por el Canal 1 de la televisión local. La investigación fue realizada por el periodista de origen argentino Shlomo Slutzky quien logró entrevistarlo en forma telefónica.

El periodista le contó a Télam que rastreaba el paradero del prófugo “en el marco de las investigaciones por la desaparición del primo hermano de mi padre y del juicio de La Cacha”.
Gauto cambió su nombre por Yossef Karmel, identidad con la que es conocido en Israel, salvo por la colonia argentina de la ciudad norteña de Kiriat Bialik, adonde se trasladó al salir de la Argentina en el año 2002 junto a su familia, cuando una gran cantidad de emigrados poblaron esa ciudad gracias a las facilidades de radicación ofrecidas a los inmigrantes de origen judío y sus familias (su esposa profesa la religión judía).

El prófugo, que vive junto a los suyos en la ciudad costera mediterránea de Haifa, en un primer momento había accedido a una entrevista personal con Slutzky, pero se arrepintió y solo le otorgó una charla telefónica en la que manifestó: “Mientras yo esté en este país (por Israel), y medianamente pueda estirar el tema, es decir, jugar con el tema de que no hay ex tradición, seguiré acá. Si yo voy a Argentina y me presento me van a encerrar en un calabozo, y yo…, obviamente, no estoy preparado para eso”, dijo en el informe televisado.

Gauto agregó: “Yo no tengo ideología y en aquella época, tenía 20 años, y me interesaba tener la pilcha nueva, la ropa nueva, por eso entré a trabajar ahí”.

“Mi trabajo era confeccionar fichas con nombres y apellidos de una lista que me llegaban, en algunas decía comunista; en otras, marxista-leninista, y… todos los datos que podían tener estas personas. Ese fue todo mi trabajo”, afirmó.

En tanto, el informe del Canal 1 permite escuchar testimonios de algunos de los argentinos que tuvieron contacto con él y desconocían su pasado.

“Era un tipo agradable, divertido, me encantaba, me caía muy bien, pero llamaba la atención que no hablaba del pasado cuando recordábamos los tiempos en Argentina. Eso era raro y me daba sospechas”, detalla una mujer.
Otro testimonio, de un hombre que lo conoció, dijo que cuando se enteraron de que podía estar involucrado en delitos de lesa humanidad fueron a la computadora y se “asustaron” de lo que encontraron.

Asimismo, una ex amiga de la actual esposa de Gaudo, relató: “Hace poco tiempo Silvia me confió que su esposo estaba prófugo por delitos de lesa humanidad, pero me aclaró que él no tenía nada que ver. La cuestión es que para mí fue terrible y no pude volver a verla”.
En tanto, el informe -que dura unos 27 minutos- muestra la declaración jurada firmada por el prófugo que le permitió ingresar a Israel.

El texto, que data del 15 de noviembre del 2002, dice: “Con motivo de emigrar desde la República Argentina hacia Israel los suscriptos no tienen causas penales en su contra como así también no existen créditos exigibles, ni fraude a ningún presunto acreedor, que la salida del país se hace en forma pública y notoria y no subrepticia”.
También consta en el informe televisivo que Gauto fue “detenido en 1981 en España por el uso de documento falso y luego en el 2003”, también figura una “causa por defraudación contra la administración pública nacional, se ordena su captura internacional y la misma es dejada sin efecto en el año 2009”.

Al respecto, Gauto manifestó: “Yo trabajaba en el BCRA y quise cobrar unos bonos y tengo una causa por defraudación… también estuve un fin de semana en Devoto, o algo por el estilo”.
Sobre la declaración jurada dijo: “Sí, se puede decir que haya firmado. Y todo eso puede ser usado en mi contra para que Israel me pueda volver a enviar a Argentina”.

La lista completa de los prófugos por delitos de lesa Humanidad: jus.gob.ar.