Piden la imputación y procesamiento de Lagomarsino

54d51012a71ba_crop

El legislador porteño Gustavo Vera y el ex legislador por el MST Marcelo Parrilli, coincidieron en reclamar el llamado a indagatoria de Diego Lagomarsino, una de las últimas personas que vio con vida a Nisman, quien está en libertad bajo una coartada y pidió autorización para irse de vacaciones.
El empleado informático de la unidad fiscal especial AMIA, que le proporcionó a Alberto Nisman el arma que le provocó su muerte, «podría ser uno de los posibles sospechosos, si se comprueba que fue un asesinato», advirtió Vera.

«Si vos sos ‘Juan de los palotes’, tenés una arma y se la das a un amigo sin darle una cédula para que la pueda manejar y al otro día tu amigo se muere, no sólo vas preso sino que inventás una coartada para salir en libertad condicional», ejemplificó Vera en declaraciones a C5N.
El diputado porteño y titular de la ONG ‘La Alameda’, criticó que Lagomarsino «no solamente se da el lujo de andar tranquilo y pedir autorización para irse de vacaciones, sino que su abogado propone ser también el abogado de la querella, una cosa absurda».

Vera también apuntó contra el defensor legal de Lagomarsino, quien pretende ser abogado «de él y también de Arroyo Salgado, jueza muy conocida por depender de la Secretaría de Inteligencia, particularmente de Stiusso».
En el mismo sentido, el abogado y ex legislador del MST Marcelo Parrilli explicó que «quien entrega el arma, aparece muerto al otro día el fiscal, el último que lo ve pasea alegremente sin ninguna consecuencia penal. Yo creo que tendría que estar como mínimo ya imputado y en vías de procesamiento».